Saltear al contenido principal

¿Por que es bueno reciclar ropa vieja?

Follow my blog with Bloglovin

Cada temporada vemos nuevas colecciones de ropa y nuevas modas que queremos seguir y, para qué engañarnos, al final seguimos todas y cada una de las tendencias que aparecen. Comprar prendas nuevas es bueno, promovemos la economía, los nuevos negocios… Pero ¿qué podemos hacer con las prendas antiguas? ¿Por que es bueno reciclar ropa vieja?

A no ser que tengamos un armario sin fondo (cosa poco probable), debemos hacer limpieza de vez en cuando. Reciclar la ropa vieja debería ser una costumbre. Hay muchas formas de hacerlo y motivos de sobra.

Reciclar la ropa vieja para ayudar al medioambiente

En Europa se desechan seis millones de toneladas de ropa al año, de las cuales solo se recicla el 25 por ciento. Para que nos hagamos una idea del impacto de la fabricación de ropa en el medioambiente, para hacer una camiseta de algodón de 250 gramos se necesitan 2700 litros de agua. De ahí la importancia de reutilizar ropa y si compras que sean, tejidos ecológicos. 


Los diferentes tejidos habituales, sobre todo las fibras sintéticas, suelen estar tratados con muchos productos químicos muy contaminantes, desde tintes hasta detergentes. Además, hay que tener en cuenta que tanto los materiales naturales como los derivados del petróleo son recursos limitados. Si fabricamos ropa de manera indiscriminada y no reciclamos la que ya tenemos, el proceso se agrava.

Cómo reciclar ropa vieja

Nos tenemos que animar a reciclar ropa, no solo envases, pero aveces surge el desconocimiento de cómo hacerlo. Hay muchas opciones, seguro que encontramos la más adecuada para cada caso:


-La primera forma de reciclaje es la más sencilla: darle una nueva oportunidad a la prenda. Se dice que las modas siempre vuelven, así que podemos esperar a que ese modelo vuelva a llevarse. También podemos modificarla: coser, cortar… ¡diseño nuevo! Fomentamos la creatividad, ocupamos el tiempo libre, ahorramos dinero y lucimos ropa “nueva”.-Otra alternativa es destinarla al mercado de segundamano.

 Además de que hay mucha gente que está dispuesta a comprar ropa usada si es más barata e incentivar así el comercio, el estilo vintage está siempre de moda. De hecho, podemos pasarnos por este tipo de tiendas y mercadillos y encontraremos verdaderas joyas.

-La opción más solidaria es la de donar la ropa a los más necesitados. Podemos recurrir a los contenedores destinados a ello o a las organizaciones dedicadas a la función de ayudar a personas sin recursos. No debemos olvidar que la ropa tiene que estar en buen estado y limpia. Quizás esa prenda que ya no nos gusta o que no nos vale puede ser de gran ayuda para alguien que se encuentra en una situación complicada.

-Por último, simplemente podemos reciclarla. Hay plantas de reciclaje, dedicadas a esta función en las que separan la ropa reutilizable, (para destinarla al mercado de segunda mano o a los necesitados) de la ropa en mal estado. El segundo tipo se tritura y se  trata para usarla en otras industrias. En la construcción para el aislamiento, o se vuelve a utilizar para fabricar nuevas prendas. Algunas de las mayores marcas de ropa se han unido a la causa ecológica y lanzan propuestas, aunque aún no es suficiente.

Mientras tanto, el futuro está en nuestras manos: apostemos por el reciclaje y por la moda ecológica. ¿Qué opinas de este tema?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba